domingo, 8 de noviembre de 2009

CAPITULO III – El pasado siempre vuelve






CAPITULO III – El pasado siempre vuelve


No me podía creer lo que me estaba ocurriendo, eneko estaba al otro lado del teléfono, ¿Por qué me llamaba? , fue lo que se me paso por la cabeza mire a Hugo que se había puesto serio yo le sonreí y trague saliva.

-melisa, ¿estas hay?-dijo eneko desde el otro lado, sacándome de mi trance.

-si, dime- dije secamente, que otra cosa podía hacer.

-esto… bueno…- se le notaba nervioso, que pasaba, así que no aguante mas.

-¿Qué es lo que quieres?-dije borde, era mi autodefensa de protegerme de el.

-yo… es Itxaso y Raúl han roto aguas.

-¿Qué?-dije chillando, Hugo se apresuro a venir a mi lado.

-que pasa mel, ¿Quién es?- me dijo Hugo preocupado.

-es eneko, me dice que Raúl y Itxaso han roto aguas.-dije nerviosa, sabia lo
que significaba.

- ¿Qué ha roto aguas? Pero que dices- dijo abriendo los ojos como platos.

-melisa, ¿vas a venir?-dijo eneko.

-si espera un momento- tape el móvil con la mano- te importa si vamos al hospital a acompañar a Itxaso en el parto, es mi mejor amiga.

-no para nada, pero eso de que han roto aguas….

-que esta de parto ¡animal! Se os habla con un poco con dichos populares y os perdéis ¡hombres!-dije exaspera.

-vamos,-dijo agarrándome de la cintura, yo destape el móvil.

-eneko ¿en que hospital estáis?

-en Bilbao en cruces.

-¿En cruces? Pero…. Déjalo ahora llegamos, adiós- colgué rápidamente no me apetecía hablar mas con el, en pocos segundos le vería y o sabia como actuar, lo que si estaba claro que iba a conocer a mi sobrina.

-¿preparada?-dijo Hugo.

-si, tenemos que ir a…- peor no pude terminar la frase el me termino.

-si lose, cierra los ojos.- los cerré y me abrace a el, ahora necesitaba sentirme mas unida que nunca a Hugo para poder resistirme a eneko cuando le viera.


Apenas pasaron unos minutos cuando aparecimos en Bilbao en plena gran vía, lejos de cruces.

-Hugo…. Como te lo diría yo amablemente…. ¡no estamos en cruces!-dije lo ultimo chillando, estaba muy nerviosa y quería ver a Itxaso.

-si lo se, iremos en taxi.- dijo el todo sereno mire a mi alrededor y divise que nos encontrábamos en frente de abando, una estación de trenes.

-aquí están los trenes, así que debe de haber taxis.-dije animada, nos acercamos a la estación de RENFE y enseguida pudimos ver los taxis, blancos totalmente, Entramos en uno.

-buenas noches ¿hacia donde?-pregunto el taxista

-cruces-dije tranquila.

-muy bien, haya vamos-dijo el hombre arrancando el coche, durante el trayecto iba aferrada a la mano de Hugo, y rezando para poder llegar a tiempo y poder ver nacer a mi ahijada; en el coche sonaba la radio no prestaba mucha atención a la música.

-ya estamos llegando-me susurro Hugo al oído.

-si-solo dije eso.

-estoy aquí para lo que sea, tu tranquila no te dejare sola.

-si por favor no me dejes sola, no quiero ver a….-dije pensando en eneko.

-tranquila de ella me encargo yo-dijo el, dándome cuenta que allí podría estar claudia, me entro el pánico el taxi aparco al lado de urgencias, Hugo pago el taxi bajamos de el dirigiéndonos hacia urgencias.

-Hugo, si… gracias- no sabía que decirle estaba muerta de miedo, no quería ver ni a eneko y menos a claudia.
-tranquila, venga todo saldrá bien- dijo con una sonrisa en la cara, que me relajo momentáneamente por que en cuanto entre en el hospital pude ver a Raúl en la sala de espera, me acerque a el corriendo sin mirar quien estaba a su lado.
-¡Raúl! ¿Itxaso?
-¡melisa!-dijo sobresaltado- pero como… ella… esta en…- no podía terminar la frase completa se le veía muy nervioso.
-Raúl ¿Dónde?-dije lo más calmada posible.
-esta todavía dilatando, le queda poco y yo no puedo estar viéndola sufrir… me mareo e salido fuera un poco.
-¿las has dejado sola?-dije cabreada.
-no, no, ahora esta con eneko y Irene.
-¿con quien?- dije como si nada, pero sabía quien era ella.
- con la novia de eneko y eneko, pero Itxaso no hace as que preguntar por ti.
-¿donde esta esa sala?-dije mas tranquila y nerviosa, tenia que ver a eneko en pocos minutos y para colmo estaba con su novia.
- vamos os llevo-dijo mirando a Hugo- hola Hugo.
-tranquilo hombre ya veras como todo sale bien-dijo Hugo animado.
-eso espero, por que yo no puedo ver sangre.-dijo nervioso, nos adentramos por los pasillo y llegamos a la sala de paritorio Itxaso se encontraba en una habitación junto a dos chicas mas, todas estaban salidas de cuentas y esperando para dar a luz, primero entro Raúl y detrás suyo Hugo y yo cogidos de la mano, y vi primero a Itxaso y a cada lado de la cama a eneko e Irene, ella se la veía en su salsa “asquerosa” pensé para mi, me acerque a Itxaso.
-hola cariño-dije dándole dos besos- ¿Cómo estas?- dije dulcemente ignorando a los demás.
-¡QUE COMO ME ENCUENTRO! –dijo Itxaso alteradísima y resoplando-teniendo en cuenta que dentro de mi parece que a estado la tercera guerra mundial pues… bien tirando.
-ya estoy aquí, así que tranquilízate y solo preocúpate de respirar- ella me agarro de la mano.
-melisa no te vayas quédate aquí.
-no me voy a ir a ningún lado, así que tranquilízate.
-¿estarás conmigo en el parto?-dijo con una mirada de desesperación.
-si no me voy a separar de ti hasta que no vea la cara de mi ahijada-dije entusiasmada.
-yo tampoco-dijo eneko agarrándole de la otra mano, yo me quede perpleja y mire a eneko a los ojos, en ellos se reflejaba miedo.
-gracias chicos, no nos equivocamos en elegiros como padrinos, serias los padres perfectos para mi hija si nos pasara algo-dijo Itxaso al borde de las lagrimas.
- gracias Itxaso, ahora concéntrate y no te preocupes de nada mas-dijo eneko muy calmado pero no me quitaba la vista de encima.
-si será mejor que ….- pero no me dejo terminar la frase.
-¡AHHHHHHHHH! –chillo Itxaso, agarrándonos fuertemente de las manos y echándose hacia delante.
-¡ITXASO!-grito Raúl, acercándose a ella.
-¡desgraciado!-grito Itxaso mirando a Raúl- LLAMAR AL MEDICOOOOOOOOOOO, QUIEROOOOOOO AHHHH, EPIDURALLLLLLLLL.
-tranquilízate, respira- dije intentándola calmar pero no había manera.
- DUELE, ME DUELE, POR FAVOR QUE ME PONGAN LA EPIDURALLL- gritaba ella llorando, Hugo salido de la habitación detrás de Raúl a buscar a un medico, y nos quedamos cuatro en la habitación Itxaso, eneko, Irene y yo, era una situación un tanto tensa para mi pero debía mantener el tipo, le pase la mano por el pelo, intentándola calmar pero tenia una mirada de dolor y desesperación.
-esto…-dijo eneko mirando a Irene.- Irene será mejor que vayas para casa yo me quedo aquí luego si eso te llamo.
-no, yo me quedo aquí-dijo Irene amarrándose al brazo de eneko con los dos brazos, pero antes de que eneko le contestara entro un hombre con el pelo negro azabache y bastante joven, que era el medico.
-Itxaso buenas noches,¿Cómo se encuentra?-dijo el medico.
-¡USTED QUE CREE! DE PARTO, ME… AHHHHHHHHHH… NO AGUANTO MAS QUIERO QUE SALGA YAAAAAAAAA.
-tranquilícese, si no se calma no podré ponerle la epidural- dijo el medico acercándose a mi lado, pero en ese instante tras terminar las palabras el doctor, Itxaso me soltó de la mano y agarro de la pechera de la bata del doctor.
-mire usted no me pone la epidural, y será la ultimo que haga en su vida ¿ME A ENTENDIDO?-dijo Itxaso con odio y queriendo asesinar al doctor, el hombre ni se inmuto parecía muy habituado a estas clase de cosas.
- déjeme oscultarla- dijo el doctor mientras Itxaso le soltaba, estuvo examinando a Itxaso y al principio parecía todo normal pero empezó a poner mala cara- bueno familia, ya viene… así que nos vamos a quirófano, Itxaso dentro de poco podrá ver a su bebe.- salio de la habitación el doctor y llamo a las enfermeras, entraron el la habitación con una silla de ruedas, la ayudamos a sentarse; la acompañamos al ascensor pero cuando la íbamos a dejar bajar sola con Raúl ella se aferro mas a mi mano y me miro.
-mel por favor ven conmigo-dijo ella en tono suplica.
-si tranquila dije entrando en el ascensor con ella- justo iba a cerrarse las puertas del ascensor cuando eneko dijo.

-¡esperar! Yo también voy con vosotros- dijo a la vez que entraba dentro del ascensor, cuando las puertas se estaban cerrando-¡ tengo ganas de verla!-dijo entusiasmado, se acerco a mi y me puso el brazo en los hombros- ya queda menos para ver a nuestra ahijada, ¿eh melisa?- yo me quede paralizada.
-si, bueno-dije en voz baja, pero fui a seguir hablando y melisa volvio a chillar.
-¡QUIERO LA EPIDURALLLLLLLLLLLLLLLL!- agarro la camisa de raul- ¡RAUULLLLLLL! CONSIGUELAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA.- raul intentaba quitarse la mano de itxaso e intentar camarla, pero no podia Itxaso estaba demasiado alterada.
-itxasoooo, tranquilizate, respira, respira-dijo eneko.
-¡QUE SE TRANQUILICE TU MADRE!-dijo itxaso muy cabreada.
-itxaso, a ver, como te dijo la comadrona, que respirando ayudabas a mitigar el dolor, inspira… expira- le decia a la vez que hacia los gestos con las manos de subir y bajar la respiración; parecia que se estaba calmando, la cara de raul se relajo pero volvio las contracciones cada vez mas rapido.
-¡AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH! DUELEEEEEEEEEEEE-dijo itxaso llorando; apenas habian pasado unos minutos cuando el ascensor se paro y hubo un apagon de luz.
-¿que demonios?-dijo eneko mirando alrededor y rodeándome con los brazos en señal de protección.
-eneko-dije temblorosa, odiaba la oscuridad.
-melisa, esto no me gusta.-me dijo al oído.
-¡ NO QUIERO PARIR EN UN ASCENSOR!-decia itxaso mientras, eneko y yo nos mirábamos, de repente el medico empezó a reírse, yo me temí lo peor, podría reconocer esa sonrisa en cualquier lugar.
-eneko agarra a Itxaso y no me sueltes-dije sin apartar la vista al doctor.
-que pasa melisa¿tienes miedo?-dijo el doctor.
-no para nada-dije mientras me situaba delante de Itxaso.
-que bonito, protegiendo a Itxaso-dijo el doctor con tono de burla, podia sentir los ojos clabados de eneko en mi nuca- tranquila no vengo a por ella.
-¿Qué pasa aquí?-dijo eneko interponiendose entre el medico y yo.
-nada eneko-dijo el doctor sonriendo- lo que pasa que aquí melisa te a estado ocultando un par de cosillas ¿no es asi querida?- al escuchar esas palabras de la boca del doctor, no tube ninguna duda de quien se trataba.
-hola claudia-dije amenazante, no sabia de dond saque fuerzas para hacerle frente, pero sabia que si estaba alli no era por nada bueno, asi que lo primero era Itxaso.
-si al final vas a parecer lista- dijo y una luz resplandecio en el ascensor, apareciendo la figura de claudia, estaba como siempre rubia con los ojos rojos de ira , llevaba unos vaqueros rojos con una camiseta negra de manga corta, en ella llevaba escrito bad girls con letras rojas, “muy apropiada ropa” pense para mi.
-¡claudia!-dijo eneko, yo ni me inmute.
-si querido primito, soy yo, vengo a por melisa.
- ¿Cómo? De eso nada.-dijo raul.
-anda , de ti no me lo esperaba-dijo claudia sorprendida pero nuevamente aparecio en su cara esa sonrisa diabolica- no lo pongais difícil chicos, solo e venido a por mel, asi que sino os importa…
-¡AAAAAAAAAAAAAHHHHHH! YA VIENEEEEEEEEEEEEEE-chillo Itxaso asi distrayéndonos a todos, asi que sin pensarlo dos veces coji la mano de eneko y a Itxaso del pie y cerre los ojos, y los teles trasporte a la cabaña de eneko a ningun otro sitio se me ocurrio, solo alli sabia que estariamos seguros, utilice demasiada energia y cuando pude ver que raul e Itxaso estaba bien, me desplome en el suelo, todavía me encontraba devil de la enfermedad que habia tenido, pude oira Itxaso chillando y a eneko llamandome, pero a mi solo me apetecia dormir y quede dormida.

3 comentarios:

chikdivine dijo...

no seas cruel y sube el otro capitulo porq nos dejas en ascuas jijijiji por fa sube mas capitulos

zuris dijo...

gracias chicas colgare lo mas pronto posible, y me veo obligada a decir que al proximo o proxima q venga tocando las narices diciendo mentiras, me vere obligada a dejar de colgar, solo digo q todo mensaje deja una huella en la red, y es denuciable.

besos y gracias por comentar

leslie dijo...

waaa! pofavorr! sube otro capiii! sii!? :D jeje
soy leslie la de méxico :D
nena no cambies me encanta tu libro! (no es que sea lesbiana, asi nos decimos en méxico)
sigue asii!