domingo, 8 de noviembre de 2009




IV- Soraya y…


-¡MELISAAAAAAAAAAAAAAA!-escuche chillar lejanamente, pero ni me inmute necesitaba dormir, es lo único que necesitaba realmente, otra vez entraba dentro de mi dulce sueño cuando…

-melisa, despierta, ¡por dios! Despierta, Itxaso esta muy mal.- escuche decir a eneko muy desesperado., a la vez que zarandeaba , abrí los ojos e enfoque la vista tenia a escasos centímetros la cara de eneko a lado de la mía, le empuje fuertemente apartandolo de mi, mire a mi alrededor y via itxaso medio desmallada.
-¡Itxaso! Aguanta.-dije a la vez que me levantaba.
-itxaso no me falles- decia raul llorando, cosa que me impacto por que nunca le habia visto llorar.
-raul cojela en brazos, vamos al agua.-dije mirando al lago.
-¿que? No de eso nada-dijo raul, abrazando a itxaso.
-no la ves esta mal, ademas tengo una idea
- melisa, deja de decir jilipolleces, me la llevo otra vez al hospital.
-¡no! –dijo eneko detras de mi, se acercoa a itxaso y la agarro de un brazo- ayudame, venga , no perdemos nada por intentarlo.
-pero… - itxaso se desvanecio, de los dolores.- itxaso mi vida.
-rapido llevarla al agua, alli la calmara… - enseguida se apresuraron en ir al agua, el agua estaba helada, me quite las botas y me quede solo con el pantalón y una camiseta y me meti en el agua, estaba fria como un tempano.
-¡ahhhhhhhhhhh!-dijo itxaso otra vez volviendo en si.
-itxaso mi vida-dijo raul dandole un beso en la frente.
-a ver, raul sientala encima tuyo dale seguridad; eneko tu trae mantas de la cabaña ¡corre!- eneko salio del agua corriendo como alma que lleva al diablo.
-melisa ayudame, me duele muchoooo- chillaba itxaso.
-tranquila el frio te hara de calmante, vas a tener a la niña en el agua.
- ¡ que ! se ahogara -dijo raul.
-de verdad tu en clase de biología… ¡dios!-mire al cielo- tranquilo, a bebe no le pasara nada, sale del liquido amniotico al agua , no notara el cambio, lo que tendremos que ser rapidos en sacarla y secarla.
-bien de eso me encargo yo-dijo raul
-¡no!-chillamos las dos a la vez.
-ya estoy aqui ¿que hago?-dijo eneko
-haber, como era…-digo indecisa- a ver por orden, itxaso tu respira e empuja, raul tu ayudala y no la dejes que se desmalle y tu eneko en cuanto salga la niña te la paso y la secas bien….- pero me di cuenta como iba a cortar el cordon umbilical- esto … raul tu de magia ...¿que tal andas?
-¡ahhhhhhhhhhhhh! Viene-chillo itxaso, asi que le agarre la mano a itxaso.
- itxaso mi amor empuja-dijo raul, mientras ella empujaba.
-sale, saleeeeeeee me duele lo noto.-dijo itxaso yo me apresure y me puse delante salia una cabezita con un poco de pelo negro.
-si la veo, empuja-dije mientras sumergia mis brazos en el agua para cojer al bebe.
-uno, dos, tres.. empuja- decia raul.
-aiiiiiiiiiiiiiiiiiiii…..-dijo itxaso.
-ya sale , ya sale, la veo, un empujoncito mas , un ultimo esfuerzo.
- no puedo-dijo itxaso llorando.
-itxaso venga mi vida, un poco mas…-decia raul mientras le retiba el pelo de la cara, itxaso estaba sudando y con los ojos meido abiertos , del esfuerzo estaba muy cansada.
-animo itxaso, tu puedes-dijo eneko con la manta en las manos.
- haiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, noooooooooo puedo massssssssssssssssss-dijo ella dando su ultimo empujón, vi aparecer a la niña que salio nadando hacia arriba la coji rapidamente y la saque del agua, pero no sabia como cortar el cordon umbilical.
-eneko trae la manta corree- sin pensarlo dos veces eneko vino corriendo y la tapo con la manta le di una palmada en el culo a saray y comenzo a llorar a pleno pulmon- esperarme aqui- dije y desapareci, apareciendo en la cabaña fui al cajon de los cubiertos y saque una tijera, volvi a donde estaban los demas, corte el condon umbilical, la niña no hacia mas que llorar.
-ya esta pequeñina- decia eneko mientras le limpiaba con la mano los ojitos-toma itxaso a sido una niña- itxaso la cojio y le dio un beso a la niña, apenas habian pasado unos minutos cuando itxaso se le descompuso la cara.
-eneko coje a la niña- dijo ella, eneko la cojio.
-¿que pasa?- dijo raul .
-me duele, viene-dijo itxaso empujando.
-¿QUE VIENE?- dijimos todos a la vez
-SIIIIIIIIIII-dijo empujando, apenas me dio tiempo para ver, cuando vi que salia otro niño , no me lo podia creer itxaso estaba teniendo gemelos.

-ya lo veo-dije animanda, empuja un poco mas no te falta nada.
-siiiiiiiiiiiiiiiii-empujo y el bebe salio nadando igual que su hermana, le saque del agua y corte el cordon umbilical, y desapareci con el bebe en brazos teletrasportandome a la cabaña le deposite en la cama y le tape con la colcha, y volvi al lago.-toma itxaso es niña, has tenido gemelas.
-¿gemelas?-dijo raul preocupado- itxaso me has hecho el hombre mas feliz del mundo,- dijo dandole un beso a itxaso.
-no me encuentro bien…-dijo itxaso, le di la niña a raul y fui a mirar como estaba itxaso se estaba desangrando.
-chicos…. Tenemos que ir a un hospital… itxaso se esta desangrando-dije asustada, eneko y raul se miraron.

-raul… cuida de las niñas-dijo itxaso y cerro los ojos y hundiéndose en el agua, yo la coji y la saque del agua, la deje en la orilla, mire si respiraba , y si rspiraba.
-la llevo a vitoria al hospital.-dije a la vez, pero raul me cojio de la mano.
-¡no! Mi madre….- pero no habia terminado de decir la frase cuando aparecio.
- ¡raul! ¿que a pasado?-dijo alarmada, se fue corriendo hacia itxaso-¡dios mio! Raul ayudame a meterla dentro de la casa- la llevaron a la casa, pero antes de llegar chillo ella- eneko melisa encargaros del bebe , los dos nos miramos.
-tranquila- chille y entraron en la cabaña, eneko me miro y yo mire a las niñas.- tranquilas chiquitinas , mama se pondra bien- dije a la vez que le quitaba una niña a eneko.- sera mejor que entremos en una de las cabañas por que aquí acogerán frió-dije a eneko mientras mecia a una de las niñas, nos dirigimos a la cabaña sin hablar, una de las niñas comenzó a llorar y detrás la otra.
-venga cariño, tranquila-dije meciendo a una de las gemelas, era normal apenas llevaban puesto unas mantas, eneko estaba haciendo lo msmo que yo , meciendo la otra niña.
-esto… melisa, creo que deberíamos vestirlas.-dijo eneko, yo apenas le miraba a la cara me resultaba incomodo estar junto a el, le mire.
-si es verdad… recuerdas…- pero nome dejo terminar la frase.
-sientate en la cama con las niñas dales calor ahora vengo- dijo eso y desaparecio y hay me encontraba yo en la cama junto a las dos niñas, que cuando las junte dejaron de llorar eran como si una calamara a al otra, empece a cantar una nana.

- A la nanita nana, nanita ea,
las niñas tiene sueño, benditas sean.
Fuentecilla que corres clara y sonora,
ruiseñor, que en la selva cantando llora,
calla mientras la cuna se balancea.
A la nanita nana, nanita ea, ea, ea.
Se quedaron dormidas una junta a la otra, apenas habia terminado de cantar cuando senti a eneko detrás mia.
-hola… no sabia que cantaras tan bien – dijo el todo timido, tan timido que me resulto incomodo.
-a calla- dije levantandome de la cama- haber que has traido- le quitandole las bolsas de las manos.
-lo que compramos y unas cosas que compramos después de que tu te fueras.
-¿Compramos?-dije sorprendida, y a la vez un tanto molesta, sabia perfectamente que se referia a la otra.
-si, bueno mi madre y yo, como tu ya no estabas por aquí y apenas e podido hablar contigo…-dijo el setandose en la cama.
-ten cuidado que las vas a despertar-dije regañandole, el sonrio.
-tranquila si se despiertan, les cantas y ya esta- dijo el sonriendo, yo le sonrei forzadamente y meti el morro en las bolsas sacando las ropas, la verda es que estaban preciosas las ropas, uno era el que compramos juntos rositas y otro era en tonos verdes agua, precioso.
- haber eneko ayudame- dije a la vez que le daba las ropas- ¡mierda! Los pañales, podrias…- dije mirandole.
-estan al final de la bolsa- dije el resignado.
-¿De verdad? Pues… a si aquí estan, perdona no los habia visto.- me di la media vuelta y eneko estaba justo detrás mio, al darme la vuelta mi nariz rozo con su mejilla, aquel roce me trajo viejos recuerdos y el se quedo rigido mirandome- esto…- comence a ponerme nerviosa- a… tenme la ropa mientras yo las visto.
-¿las vistes? Primero abra que atarles el cordon umbilical.
-¿El que?
-ya sabes, eso que tienen el ombligo colgando, que la madre les alimenta en la tripa.
-ya se lo que es un cordon umbilical, pero que quieres hacer con ello.
-anda toma dejame a mi- dijo dandome la ropa, se fue a la bolsa y saco un estuche negro.
-¿que diablos es eso?
-un maletin
-si, pero que pretenes hacer con el.
-mira yaprende
- no me digas que ahora eres doctor.
-estoy estudiando para ello, ya veras-dijo ala vez que abria el estuche saco unas pinzas de plastico blancas y chikitinas, como si fueran pasadores pequeños.
-que pretendes….
-melisa, calla un poco- cojio a una de las niñas y la destapo , agarro el cordon umbilical y lo pinzo con el pasaor blanco- anda vistela mientras se lo hago a la otra.
-a si, pero…-dije a la vez que le colocaba a la niña el pañal- ¿les duele? Digo, si les molesta o algo.
-no, eso se les ira secando y se les caera, asi se formara el ombligo; esto ya esta, miralas duermen como unas venditas.
-si es cierto, son muy guapas, que bien le queda la ropa ¿no crees?-dije sonriendole
-si, a esta ya la visto yo.
-e… bueno vale, ¿Sabes poner un pañal?
-mmm, haber dejame pensar… se pone despega las pegatinas, se coloca debajo del culete, se le coloca el pañal y se pegan las pegatinas- dijo con un dedo en la sien, pensando en voz alta-si creo que sabre ponerlo
- vamos a ver si es verdad- le pase el pañal y el lo cojio rozando su mano con la mia.
-vaya por ahora no vas haciendo lo mal- dije mientras bestia la niña.
-que creias que era tan torpe con todo.
-¿eh?
-esto ya esta, miralo tu misma.
-si esta bien, para ser la primera vez.
-solo esta bien, esta perfecto.
-no todo no-dije a la vez que le quitaba los patucos a la niña
-¿Por qué se los quitas?
-por que hasta los patcos tienes forma para el pie derecho y otro para el pie izquierdo.
-amp, no lo sabia- dijo sentandose en la cama de sopenton y eso asusto a una de las niñas y comenzo a llorar.
-eneko, ten mas cuidado hombre- coji a la niña y la acune- ya esta mi niña no a pasado nada, venga tranquila- poco a poco se fue calmando.
-lo siento…. No prentendia que se pusiera a llorar.
-tranquilo, creo que sera mejor que vayamos a ver que le pasa a la madre.
-a Itxaso se encuentra bien, ahora esta descansando en el hospital.
-¿hospital?
-si, eso es, hospital.
-y como no me lo has dicho antes-dije enfadada y la vez intentando no chillar.
-no se
-eneko me desesperas, ¡dios! Que castigo-dije dejando a la niña junto a la otra niña descansado, me fui a la bolsa ysaque una toquilla y las tape a las dos junto con la manta, las dos dormian placidamente.
- melisa, sino soportas mi presencia lo dices y me voy.
-¿Qué? a que viene eso ahora.
-viene a que… mejor me callo estoy mas guapo.
-si en eso te doy la razon.
-vale- dijo eso y se sento en una silla dandome la espalda, yo cogi otra y me sente dandole la espalda a el.
-vale.-dije cando me sente, me cruce de brazos, nos habíamos enfadado y no sabia por que.


Llevabamos mas de una hora enfadados sin hablar, mientras las niñas dormian placidamente; lo unico que sabia es que itxaso estaba en el hospital, me estaba debatiendo si en hablar primera o no, cuando eneko se me adelanto.
-¿sabes? Esto es asurdo.
-¿como?- me gire mirandole, el estaba sentado efrente mia
-si, estar aqui los dos de espaldas, si quieres puedes irte con tu novio con las niñas me quedo yo, podre apañarmelas.- dijo el enfadado
-vas listo si te crees que voy a dejar a las niñas a solas contigo, mejor verte con la peliteñida esa… yo por lo menos se poner unos patucos.
-si claro, si por ti fuera, las niñas estarias con el cordón umbilical , ele , a su aire.
-¡oh! Salio el doctor, mira haz lo que se te venga en gana pero yo de aqui no me voy, asi que tu sabras lo que haces.
- ¡vale! me voy, esta visto que aqui no soy bien recibido.-dijo levantandose de la silla.
-¡VETE! Y NO VUELVAS, VETE CON LA PELITEÑIDA ESA.-dije dandome la vuelta.
-AL MENOS ELLA ME QUIERE.-dijo el acercandose a mi odio y gritandomelo.
-¡IRRESPONSABLE!- dije girandome, y teniendo sus labios a unos milímetros de los mios, no saia que hacer; apenas sabia como reaccionar- ¡te odio!-dije en voz casi inaudible, fue lo primero que se me ocurro, pude ver la tristea en sus ojos, se aparto de mi y me miro serio.
-¡ADIOS!-grito el colérico, desapareció; las niñas comenzaron a llorar.
-sera…- me acerque a la cama y me acoste con las niñas arropandolas con mis brazos, comence a cantarles la nana y parecia que les gustaba por que enseguida secayaron, al cabo de un rato a causa del cansancion me quede dormida, junto con las niñas en la cama, entre en un sueño profundo; al principio no soñaba nada, pero poco comenzaron a aparecer imagenes de un bosque, una iglesia yo iba vestida de gala con un vestido rosa palo corto, mire a mi alrededor y estaba mi padres mi hermano y hugo, tambien estaba toda la familia de eneko y la gemelas; entraba en la iglesia junto con las niñas y eneko, comenzaba la misa y apenas entendian lo que decianm y cuando estaban hechando el agua bautismal a las niñas, la cara de el cura se trasnformo, en la cara de claudia.
-si no mueres tu, morira eneko ¿tu eliges?
-¡NO! , eneko no, dejalo, a el no le hagas nada…-comence a llorar, y poco comence a desvanecerse las imagenes; entonces senti unas manoes e mi cara, abri los ojos era eneko.
-melisa, despierta, estabas soñando.
-¿eneko?-e incorpore en la cama y le mire de arriba a abajo- Estas vivo.-dije soñozando.
-si, estoy vivo,¿que te a pasado?- el volvi a mirar y como un impulso le abrace.
-eneko- comence a llorar- crei que habías muerto-dije llorando y abrazandole fuerte, el me correspondio al abrazo.
-melisa,¿que te pasa?, venga tranquila, si solo a sido un enfado.
-no es eso…-dije apartadome de el.
-¿que quieres decir con eso?
-nada, pensaba… yo...- me empece a ponerme nerviosa.
-melisa
-eneko, ¿que hora es?
-las 8 de la mañana
-¿como?
-si has estado durmiendo tod ala noche.
-has estado toda la noche aqui.
-si al rato de irme… yo… volvi y te vi durmiendo con la niñas y no quise molestarte.
-pero estaras cansado, hechate a dormir un rato.
-no si eso dormire luego ahora debemos llevar las niñas a sus padres.
- ya… bueno , pues vamos.
-coje a una tu y yo cojere a otra.
-pero solo hay una toquilla.
-no, he traido otra mas.-coji a una niña y la tape co la toquila eneko cojio a la otra y la tapo tambien.- ¿te encuentras bien?
-si, ¿vamos?
-esto melisa… luego cuando dejemos a las niñas me gustaria hablar contigo a solas.
- e…
-por favor, solo unos minutos, luego no te moletare mas.
-si tu…vale.
-vamos- yo asenti con la cabeza- dame la mano que sino…
-perdona-dije mientras mi cara sentia que la sangre subia a mi cara, le di la mano.
- madrina.
-padrino.- desaparecimos, en cuestion de segundos.

1 comentario:

chikdivine dijo...

no seas cruel y sube el otro por fa quiero saber que pasa con eneko y mellisa por fa por fa