lunes, 19 de enero de 2009

Shira "Besos de la noche"


Besos de la noche

Capitulo 1-sueños
La calle esta oscura apenas puedo ver, me encuentro perdida al final de la calle, veo una luz tenue y una silueta de un hombre intento esconderme, pero él me ve, escucho paso a paso en compás como se dirige hacia a mi, yo no me puedo mover y siento pánico, pero sigo como sujeta a la nada, quiero correr, pero me es totalmente imposible, un grito ahogado sale de mi garganta y veo como esta apenas unos centímetros de mi cara se acerca a mi oído y yo quiero apartarme, no puedo , siento su aliento frió y le escucho decir.

-Shira, buscadme.

Me despierto sudorosa ¡ otra vez! , es el mismo sueño una y otra vez, me voy a volver loca; no se donde ni cuando comenzó el primer sueño, pero llevo años con el mismo chico, no cambio ni de lugar ni de situación.

-Shira, ¿estas bien? – abro los ojos y veo a mi hermano, tiene cuatro años mas que yo y ejerce como si fuera mi propio padre.

-si, solo a sido un mal sueño.

-¿otra vez?- me mira con cariño y se acerca a mi cama.

-si, pero bueno ya nos hemos hecho íntimos y eso.

-Shira, deberías ir a hablar con la doctora.

-¿perdón? Anda Mike a dormir, que yo quiero seguir durmiendo un ratito mas.

-como quieras, pero que sepas que te vendría bien hablar con alguien , lo sueños muestran lo que con las palabras no queremos decir.

-si claro, por eso quiero que un tío que no conozco de nada , me acose.- me tapo con las mantas la cabeza – ¡solo es un sueño!

-lo que tu digas, piensa desde cuando sueñas con el.- no me atrevo a contestarle, por que yo se desde cuando tengo ese sueño, es la misma noche que a mi padre lo asesinaron, nunca supe quien fue su asesino, por que el caso fue cerrado por falta de pruebas y de eso ya han pasado cinco años, la misma noche que me dijeron que mi padre había sido asesinado , soñé con él.

-Despierta dormilona, son mas de las cuarto de la tarde.-dice abriendo las persianas de mi habitación.

-Tara, déjame dormir es sábado.

-si ya lo se, y faltan tan solo 7 horas.

-¿par que?- digo tapándome la cabeza con la almohada.

- haber, es sábado… hemos quedado… faltan siete horas… y no tenemos un modelo nuevo… y ya sabes garito nuevo , ropa a conjunto.

-hay Tara tu y tus manías, ya voy , ya me levanto.

-vale, te espero abajo, ponte algo rápido.

-¿Dónde se supone que vamos a ir hoy?

- a la parte gótica del casco viejo.

-pero si …

-ya, ya se que querías ir a la parte nueva, pero es que hoy le tocaba elegir a Daniela.

-bien, dame dos minutos y me visto, pero no tengo muchas ganas de ir de compras.

-no me mates, porfa…

-¿Qué has hecho?

- es que esta mañana me levante pronto y fui de compras y me tome la libertad de comprar nuestros modelitos de hoy.

-tara, nadie te ha dicho que estas obsesionada con la moda.

-hui hui me parece a mi que alguien a soñado con el innombrable.

-¿innombrable? , ya has estado hablando con mi hermano.

-la verdad es que vine esta mañana y el me contó que habías vuelto a soñar con … quien tu ya sabes… y se ofreció a ir de compras conmigo para que tu descansaras… y estuvimos hablando y como no sabemos como se llama el chico de tus sueños… pues… le puse el innombrable, por que no tiene nombre ¿lo pillas?

- no tienes remedio, deja de tontear con mi hermano, y no lo llames el innombrable, por que solo se pone nombre a las cosas que existen, así que no tiene nombre,.

- pero si existe … en tus sueños.- me mira toda orgullosa.

-si claro, lo que tu digas; vamos a ver que me habéis comprado.- abro la bolsa y veo un vestido negro corto de palabra de honor, unas pulseras negras de piel , aretes grandes de plata, unas botas altas negras con tacón bajo, y un colgante con una minúscula cruz de plata, la verdad es que me gusta lo que me han comprado.

-te gusta… di que si anda.. tu hermano no estaba muy convencido con el vestido, le parecia muy corto pero le dije que a mi me quedaba mas corto por que soy mas alta que tu.

-¡tara! No quiero saber que hacéis mi hermano y tu.

-es es el problema, que no hacemos nada, tu hermano me sigue viendo como su hermana.

-no lo creo.

-Shira no seas cruel, sabes que estoy colada por tu hermano desde 4 de la E.S.O

-si claro… por eso estas ahora con Saúl, por que estas pillada por mi hermano.

-he hecho una lista con cosas que haría reaccionar a tu hermano y una de ellas era salir con otro chico, además no me voy a quedar hay esperándolo todo el día.

-si lo que tu digas.

-voy a abajo por algo de comida y empezamos a arreglarnos.

-tráeme un baso de leche, me muero de por uno.

-marchando un baso de leche.

Después de una incansable sesión y transformación de mi ser físico, tara me había, como decirlo de alguna forma rápida, maqueado para entrar a la zona prohibida al casco viejo en donde se encuentran los góticos, corren muchas leyendas de gente desaparecida y muerta y muchas cosas mas, pero yo no le tengo miedo a nada, pero tara si, eso me los va derivar a mi, así que menuda nochecita me espera.

-hola Mike, que te parece ¿la he dejado guapa?.

-di mejor… trasformada… maqueada- digo un tanto irritada, a tardado mas de dos horas en alisarme el pelo, por que dice que una buena chica gótica va perfecta en todo lo se refiere a su aspecto, y he aguantado una charla de las distintas clases que hay , que si hemos, que visual Eros, que si… un seguir y no parar.

- estáis muy guapas chicas, no si ir con vosotras esta noche, por si pasa algo.

-no gracias hermanito, sabemos cuidarnos.

-Shira, igual es buena idea a donde vamos nos vendrá bien..- la miro seria y se calla.

-venga vamos que llegamos tarde, quedamos a las once y son menos diez.

-si queréis os acerco.

-¡NO!- tara me mira reprochándomelo.- Saúl nos vendrá a recoger a la vuelta de la esquina.

-amp, así que Saúl; entonces… pasarlo bien y si necesitáis algo llamarme.

-gracias hermanito.- salimos de casa y vamos dirección a donde hemos quedado.

-¿Por qué has dicho que nos recogía Saúl? Si hoy no había quedado con el.

-seguía tu lista de reacción.

-pero…

-se a quedado con el nombre.

-¿si? Haber si es verdad, por lo menos, mostrara algo de interés, tu crees… vale no te doy mas la brasa ya se que no quieres oír hablar de tu hermano ni nada de eso… cremallera en boca.

-mira hay esta Daniela, y aquella que esta con ella es… no la veo bien.

- son laura y Sheila.

-a es verdad, entonces estamos todas.

-si eso parece.

-hola chicas.

-hola, que vamos para allí.- dice Daniela- estoy impaciente.

-si claro, yo también, mira os gusta lo que me he comprado hoy, la verdad es q me costo decidirme entre los pantalones negros cortos con estrellas azules o unos iguales a otros pero con estrellas grises, pero como vi los tacones azules, me decidí por la estrellas azules, así con el topo azul, me queda mejor, lo que si me costo…-tara esta hablando con laura y Sheila, Daniela y yo nos hemos retrasado un poco, no somos tan adictas a la moda.

-de verdad, tara no se cansa.

-no créeme que no, yo llevo toda la tarde igual, tengo un master en moda gótica.

-¿que te parece el lugar que he elegido?

- raro, y arriesgado, ¿Por qué lo elegiste?

- no se, supongo que por curiosidad, y por que supondría un reto para tara encontrar algo que ponerse para entonar en ese sitio, y bueno con Sheila y laura detrás de ella.

- esta vez no han ido juntas, tara ha ido con mi hermano.

-vaya vaya con tara , las mata callando; me pregunto cuando caerá tu hermano.

-no lo se, pero espero que sea pronto por que tara va acabar con mi paciencia.

-venga que ya hemos llegado, hay esta Yoiko, venga entremos.

-¿Cuánto cuesta la entrada?- pregunta Daniela.

-aquí no se paga entrada, es gratis.-grita Sheila.

-entremos- llegamos a la puerta y hay dos seguratas de dos por dos y vestidos de negro , parecen sacados de la película de Matrix.

- la música esta muy alta- me dice Daniela- vamos… allí… algo- apenas la escucho.

-no te oigo.

-QUE PIDAMOS ALGO, YO TENGO SED.

-SI , YO TAMBIEN.-nos acercamos a la barra, y yo pido una botella de agua, no me gusta beber, que luego no me acuerdo de lo que pasa, vamos hacia un rincón del local y empezamos a bailar, nos lo estamos pasando muy bien, y he visto a un par de chicos que no estaban nada mal, tara y Daniela han estado intentado explicarnos los distintas clases de formas de vestir, y la verdad, hay demasiadas y entre la música y la poca luz, no escuchado mucho y menos leer los labios, son mas de las 3 de la mañana y Daniela y Sheila han encontrado con quien pasar la noche, en cambio tara y laura y yo no.

-Shira, vamos al baño, ¿vienes?.- me dice laura al oído.

-NO, IR VOSOTRAS YO ME VOY A POR ALGO DE BEBER.

-VALE, NOS VEMOS AQUÍ.

-HASTA LUEGO- me dice efusivamente tara, pero eso es por el alcohol, voy hacia la barra y veo los camareros que hay, hay tres chicos y uno en especial me llamado la atención, su pelo es negro y la piel es muy pálida, pero eso puede ser debido al maquillaje, pero lo q mas me llamado la atención son sus ojos, son azules claros, me acerco a donde esta el, para pedirle que me sirva algo.-PERDON, DAME UNA BOTELLA DE AGUA, POR FAVOR.

-SI AHORA MISMO- me dice todo cordial, abre la nevera y me la botella, al momento que me da la botella yo le doy diez euros.-NO DEJA, TE HAN INVITADO.

-¿QUIEN?

- AQUEL CHICO DE ALLI- me dice señalándome al otro extremo de la barra, miro hacia donde esta señalando, y se me cae la botella, me quedo helada aterrada sin saber que hacer, es .. no puede ser.-¿ESTAS BIEN?-me pregunta el camarero.

-SI, GRACIAS, ESTO… ME PODRIAS HACER UN FAVOR.

-SI DIME.

-RECUERDAS CON LAS CHICAS CON LAS QUE HE VENIDO.

-SI ¿POR?

-PODRIAS DECIRLES QUE ME HE TENIDO QUE IR, QUE NO SE PREOCUPEN QUE COJERE UN TAXI.

-SI TRANQUILA, ESPERO VERTE PRONTO, MI NOMBRE ES THOM.

-YO SHIRA, ENCANTADA- el sale de la barra y me da dos besos, he de irme de aquí , es lo único que pienso.

-PASA ALGO, POR LO QUE QUIERAS IRTE.

-NO NADA, LO QUE PASA ES QUE…

- ESTAS HUYENDO, ES POR ESE CHICO.

-¡NO!-abro los ojos-NO ES ESO, ES QUE… YA SABES MAÑANA ES DOMINGO Y HE DE ACOMPAÑAR A MI ABUELA A MISA Y SI LLEGO MAS TARDE SE PONE ALGO CASCARRABIAS.

-SI ENTIENDO, TE ACOMPAÑO A LA PUERTA MIENTRAS LLEGA TU TAXI.

-NO HACE FALTA, SI A LA VUELTA DE LA CALLE HAY UNAS PARADAS.

-ME QUEDO MAS TRANQUILO, ASI ME ASEGURARE QUE ESE CHICO, AL CUAL TU NO TIENES MIEDO , NO TE MOLESTE.

-GRACIAS-me agarra la mano y hace camino entre la gente hasta llegar a la puerta, salimos y no me doy cuenta del frío que hace hasta que estoy en la calle.

-sanos y salvos, espera un momento- se da la vuelta sin soltarme la mano y habla algo con uno de los hombres de Matrix, este abre una puerta , que no me había dado cuenta que estaba hay y saca una chaqueta negra.- toma ponte esto.

-no gracias si es-to-y bi-en- no termino la frase cuando ya tengo la chaqueta puesta, ¡genial! Soy una chica Matrix.- gracias.

-¡oye! Deja de darme las gracias, o me veré obligado a dejarte ir sola al taxi.

-no por favor, No me vallas a …- comienza a reírse.

-así que el tipo raro , no te daba miedo, ¿lo conoces?.

-no exactamente, digamos que lo e visto alguna vez.

-vale- andamos callados hasta llegar a la parada del taxi, no hay ninguno.

-parece que esta no es mi noche.

-gracias por lo que me toca, así que una doncella esta apuros un caballero la rescata y ella dice que no es su noche.

-no quise decir eso… es solo.

-tranquila… oye mira hay viene uno, TAXI.- el taxi aparca delante nuestro.- ¿Dónde vives?

-¿por?- le digo extrañada.

-para decirle a buen hombre a donde a de llevarte- dice abriendo la puerta, para que entre.

-en la calle Velazquez numero 34.- entro en el taxi, y el a través de la ventanilla de adelante habla con el conductor.

-aquí tiene espero que llegue .

-si hijo, llega y sobra.

-quédese con el cambio.

-pero… si yo tengo dinero.- protesto.

-ya Me lo agradecerás otro día , Shira, espero verte pronto y no estar trabajando.- le sonrío.

-grac… lo mismo, hasta otro día.

-venga, ahora busco a tus amigas y les digo que te has ido a casa.

-adiós Thom.- el coche arranca y me lleva a casa, es donde quiero estar ahora en mi cama refugiada entre mis mantas, y sentirme protegida, por que hoy a sucedido algo muy raro, he visto al innombrable.